Texto que va en el tag H1

Texto que va en el tag H1

Asesoría contable Marbella - Málaga

Personal cualificado de nuestro gabinete realizará la contabilidad, según Nuevo Plan General de Contabilidad de 2007 y conforme a los principios generales de contabilidad y normas de valoración aplicables a cada área, para poder elaborar un análisis de la situación económico-financiera de la empresa, y, de este modo, conocer en todo momento aspectos tan importantes como la liquidez de la empresa, la estructura de endeudamiento, solvencia y rentabilidad, con el objeto de no exponer a la empresa a riesgos innecesarios y ser más competitivos.

Asesoría contable engloba:


  • Registro del inmovilizado material, inmaterial y financiero propiedad de la empresa, clasificado de forma adecuada.
    Asimismo, se llevará a cabo el cálculo de sus respectivas amortizaciones mediante la confección de cuadros de amortización, en los que se incluye el gasto amortizable anual de cada uno de los elementos que componen el inmovilizado de la empresa, aplicando los criterios de forma uniforme.
  • Registro de las facturas de venta, compras, costes, gastos y sus correspondientes formas de cobro o pago.
    Simultáneamente se irá comprobando:
    a) que los costes y gastos contabilizados guarden relación con sus ingresos correspondientes
    b) que se contabilicen todos los ingresos, costes y gastos que deban tomarse en consideración
    c) que los ingresos, costes y gastos contabilizados aparezcan adecuadamente clasificados y descritos.
  • Registro de las cuentas corrientes y de ahorro que posee la empresa.
    Se realizaran conciliaciones bancarias diarias, de forma que el saldo de las cuentas bancarias (según los libros de contabilidad de la entidad), junto con las partidas objeto de conciliación si las hubiera (aquellos cargos o abonos registrados por el banco pero no por la entidad o viceversa) sea igual al saldo de las cuentas según los extractos bancarios, en cada momento del año.
  • Registro y clasificación individualizada de todos los préstamos, así como cualquier otra forma de financiación a la que recurra la empresa.
  • Registro de facturas de compra, con su correspondiente forma de pago (contado, efectos a pagar...)
  • Contabilización de los distintos impuestos presentados por la empresa, conciliándolas con las operaciones contabilizadas sujetas al impuesto.
  • Cierre del ejercicio con el correspondiente cálculo del beneficio/ pérdida del período.