Texto que va en el tag H1

Texto que va en el tag H1

IPRF 01. Tipos, rendimiento de trabajo

El IRPF grava la renta mundial de personas físicas residentes de España. La renta puede estar compuesta por rendimientos y ganancias patrimoniales. Los tipos incluyen una parte estatal (63 IRPF) y una parte de las Comunidades Autónomas (CCAA) (74 IRPF). Se aplican a los rendi-mientos de capital mobiliario de ahorro y a las ganancias patrimoniales (46 IRPF) el tipo fijo de 18% (66 IRPF). Estos rendimientos forman la “base imponible del ahorro” (46; 66,1 y 76 IRPF).

El contribuyente tiene derecho a un mínimo personal de 5.151,- (2008 y 2009) (56 y 57 IRPF). Este mínimo aumenta según la situación. Una minusvalía influye también en el importe, que no se grava en la base (60 IPRF).

El conjunto de estos importes forman el “mínimo vital” y queda libre de impuestos. La técnica no es de una reducción de la base imponible sino girar el primer porcentaje de la escala sobre este mínimo vital.

Los rendimientos irregulares y generados en un periodo superior a dos años gozan de una reducción de 40%.

Hay rentas que cumpliendo las normas están exentas como indemnizaciones por actos de terro-rismo, despido o cese del trabajador, prestaciones reconocidas por incapacidad permanente o gran invalidez, pensiones por inutilidad o incapacidad permanente etc. (artículo 7 IRPF)

Entidades y empresarios personas físicas están obligados a aplicar una retención sobre el importe que paguen a una tercera persona, por ejemplo, un profesional, un titular de una cuenta o a un empleado. Los porcentajes varían en función de la categoría de la renta.

Los ingresos en especie tienen un tratamiento especial: la retención a aplicar se suma al importe del ingreso, salvo unas excepciones como un plan de pensión (43, 2 IRPF).

Resumen rendimientos de trabajo.
Los rendimientos de trabajo engloban la totalidad de prestaciones dinerarias y en especie como consecuencia de una relación laboral. Se trata de rendimientos inmediatos como el sueldo, las prestaciones por desempleo y las remuneraciones en concepto de gastos de representación y defe-ridos como la pensión.

Transporte


No se gravan las compensaciones, si el transporte está justificado por razones de la empresa y con documentos hasta los importes siguientes:

Una compensación de hasta 0,19 € (2007) por kilómetro más los gastos de peaje y aparca-miento en caso de desplazamiento con el coche privado fuera del domicilio y del lugar habi-tual del trabajo.

Una compensación por transporte público hasta el importe del coste. (17,1,d IRPF; Regl. 9,A,2 IRPF)

Si el empleado ha pernoctado y/o ha tenido gastos de manutención en un lugar fuera de su resi-dencia y del trabajo habitual, el empleador le puede compensar los gastos si se justifica el desplazamiento (razón, motivo) y los gastos (lugares, documentos) y si la estancia no supera los 9 meses. Los importes están exonerados hasta ciertas cantidades y el exceso es imponible.

Coche de la empresa


Se valora el uso particular en 20% del coste de adquisición del turismo por la empresa más los gastos del vehículo. Si el coche no es propiedad de la empresa, la base es el valor del mercado del coche si fuese nuevo (43,1,b IRPF). Los fines particulares se calculan según las horas del año menos las horas laborales. Al total se suma el importe de la retención (43,2 IRPF), ya que se trata de rendimientos de trabajo en especie.

El trabajador desplazado al extranjero


Para el trabajador, que siga siendo residente de España, y que esté desplazado existe una exención con un límite de 60,100,- € (7,p IRPF; 6 Regl.) bajo ciertas condiciones. Incompatible con esta exención es el plus de expatriación (7, p,2 IRPF), que está exento (9,A,3,b,4 Regl.)

Trabajador desplazado a España


Para trabajadores desplazados a España existe desde 1.1.2004 un régimen especial (93 IRPF), si se cumplen las condiciones. Se aplica el IRNR (el impuesto para los no residentes) a los residentes. El tipo de ese impuesto es ahora de 24% y no se aplica el tipo de la escala en el IRPF a los ingresos de trabajo ganados en España durante el primer año de hacerse residente y los 5 años siguientes.

Reducciones


Existen varias reducciones. La más común es la reducción por rendimiento de trabajo, que depende del importe del rendimiento de trabajo (20,1 IRPF) hasta un máximo de 2.652,- €. Los trabajadores mayores de 65 años que continúan su relación laboral, pueden doblar la reducción anterior(20,2,a IRPF; 12 Regl). Además hay una reducción por discapacidad de trabajadores activos (20,3,1,b IRPF; 72,2 Regl.).

Reducción rendimientos irregulares


Normalmente se aplican al rendimiento de trabajo los tipos según la escala. Si se trata de ingresos irregulares y generados en más de 2 años se minoran los rendimiento íntegros en un 40%.

Rendimiento de trabajo de opciones de compra sobre acciones (18,2 IRPF; 11,4 Regl.) Si un trabajador dentro de un plan de opciones de compra de acciones de la empresa o una em-presa del grupo ejerce su opción, puede obtener beneficios generados en más de 2 años. En estos casos se aplica la reducción de 40% con un límite. Este límite es el salario medio de los contribuyentes en el IRPF multiplicado por el número de años de generación del rendimiento.

Para los importes y detalles se remite al sumario en formato PDF.