Texto que va en el tag H1

Texto que va en el tag H1

7. Paraisos Fiscales

Tienen la consideración de paraíso fiscal los países y territorios que se determinen reglamentariamente, y, mientras tanto, los previstos en el RD 1080/1991 art.1 redacc RD 116/2003 (ver cuadro adjunto). Dejarán de ser considerados como tal aquellos que firmen con España un Convenio para evitar la doble imposición internacional con cláusula de intercambio de información, o un Acuerdo de intercambio de información en materia tributaria en el que expresamente así se establezca, y sólo mientras dichos Convenios y Acuerdos sean aplicables.

paraisos-fiscales

El Impuesto de Sociedades

• Gastos no deducibles

Para determinar la base imponible del IS no son deducibles los gastos de servicios correspondientes a operaciones:

- realizadas directa o indirectamente con personas o entidades residentes en países o territorios calificados como paraísos fiscales
- que se paguen a través de personas o entidades residentes en dichos países o territorios.

No obstante, dichos gastos son deducibles en la medida en que el sujeto pasivo pruebe que el gasto devengado responde a una operación o transacción efectivamente realizada. Se produce así una inversión de la carga de la prueba: la sociedad residente que soporta el gasto debe probar la realidad de la operación de la que deriva el gasto.

• Exención para evitar la doble imposición internacional de dividendos y plusvalías

Los efectos del régimen de exención son diferentes según que la participación en entidades residentes en paraísos fiscales sea directa o indirecta.
Participación directa. El hecho de residir en un paraíso fiscal excluye la aplicación del régimen de exención. Los dividendos percibidos de la participación así como la renta obtenida en la transmisión de esa participación se integran en la base imponible de la entidad residente.
Participación indirecta a través de otra entidad no residente. Los efectos en la aplicación del régimen de exención dependen de la proporción que los ingresos obtenidos por la entidad no residente de primer nivel procedentes de la entidad residente en un paraíso fiscal tengan respecto de la totalidad de los ingresos de dicha entidad no residente, pudiendo manifestarse dos situaciones:

a) Ingresos (dividendos y plusvalías derivadas de la transmisión de la participación en dicha entidad) iguales o inferiores al 15%. La entidad residente puede aplicar la exención sobre los dividendos distribuidos por la no residente de primer nivel aun cuando una parte de los mismos procedan de rentas de entidades residentes en paraísos fiscales.
Igualmente procede aplicar la exención sobre la renta obtenida en la transmisión de la participación tenida sobre la entidad no residente de primer nivel.
b) Ingresos superiores al 15%. La entidad residente no puede aplicar la exención sobre los dividendos distribuidos por la entidad no residente de primer nivel.
Tampoco corresponde practicar la exención si se transmite la participación sobre la entidad no residente de primer nivel.